Kony 2012: un asesino viral

Posted on abril 28, 2012

0


InvisibleChildren es una ONG surgida en 2004 con el objetivo de difundir la situación de niños africanos que forman parte del Ejército de Resistencia del Señor (ERS). La organización pretende terminar con las prácticas ilegales que incluyen el abuso y secuestro de niños para obligarlos a convertirse en soldados.

Para promover su causa, InvisibleChildren utiliza películas documentales que son difundidas mediante la web y las redes sociales. Su última campaña se ha propuesto hacer famoso a Joseph Kony, el fundador del Ejército de Resistencia del Señor. Se calcula que, hasta el momento, este criminal de guerra ha secuestrado a más de 30.000 niños para convertirlos en soldados o en “esposas” de sus oficiales. Los fundadores de la ONG aseguran que el objetivo de hacerlo famoso no es celebrar sus crímenes, sino justamente darlos a conocer, para que cada vez más personas estén al tanto de sus prácticas atroces y se unan con el fin de detenerlo.

Lo cierto es que la campaña ha generado un gran revuelo entre los usuarios de la red. Se ha acusado a la fundación de no dar datos firmes sobre el terrorismo en Uganda y de ser una excusa “encubierta” para el ingreso de las tropas norteamericanas al país. El propio gobierno del país africano definió el vídeo como “una burda malinterpretación del conflicto y los esfuerzos para ponerle fin”. Por otro lado, la campaña se ve como una seria amenaza para el desarrollo del turismo en el país, que se ha convertido en una de las industrias más importantes de Uganda.

Con las aguas divididas, la ONG cuenta con el apoyo de grandes figuras del espectáculo, como Lady Gaga, Justin Bieber, Angelina Jolie y George Clooney. Este último dijo a través de su cuenta de Twitter: “Me gustaría que un criminal de guerra acusado tenga el mismo nivel de fama que yo, me parece justo”, dejando bien en claro el fuerte apoyo a la campaña de InvisibleChildren.

Objetivo cumplido

El objetivo inicial de InvisibleChildren se ha alcanzado. Más allá de las críticas y del enfrentamiento online que la campaña generó, hoy en día el mundo entero sabe quién es Joseph Kony. El vídeo que cuenta la historia de un supuesto niño soldado y le propone al mundo actuar en contra del criminal se ha convertido en una de las piezas virales más vistas de la historia, superando las 100 millones de visitas en sólo 6 días.

Por otro lado, y hablando de números, se han recaudado 4 millones de dólares en las primeras 48 horas de reproducción gracias a la pauta publicitaria. Durante el desarrollo de la campaña, la ONG puso a la venta un “kit de acción” que se ha agotado y con el cual, el  20 de abril los ciudadanos planeaban empapelar cada ciudad con consignas en contra de Kony.

La campaña es un gran ejemplo del buen uso de la red, ya que no sólo se han logrado los objetivos, sino que se han trascendido los límites de la imaginación de sus creadores, sentando nuevos precedentes para el mundo de la difusión online. No quedan dudas de que la red social sigue creciendo. Su potencial como portavoz de movimientos sociales y campañas de bien público es notable. Los usuarios se sienten invitados a participar y a ser protagonistas en igualdad de condiciones con quienes apoyan sus mismas ideas, se trate de una persona reconocida, un político o un ciudadano común y corriente.

No es la primera vez que la red demuestra su uso para promover causas de bien público. A principios de este año, en el Reino Unido, se lanzó una campaña que promovía la “ReformaResponsable”, y en la cual se exponían los errores del gobierno británico en la entrega del subsidio de invalidez de por vida (DLA).Los medios de comunicación hicieron caso omiso al informe e ignoraron la campaña. Al ver que no existía reacción, un grupo de personas con discapacidad lanzó la acción en Twitter bajo el hashtag #spartacusreport. Ese día, miles de personas dejaron su opinión a través de la etiqueta, transformándola en “Trending Topic” durante la mayor parte del día.

Estrellas de renombre se hicieron eco de la problemática dejando su mensaje alrededor del “Hashtag”. La repercusión generada a través de la red fue tan grande que ministros británicos tuvieron que salir a dar explicaciones sobre las reformas, utilizando la misma etiqueta. Esto marcó un nuevo precedente en términos de sociabilidad online, ya que los representantes del gobierno se vieron obligados a entrar en el debate, pero bajo los términos impuestos por el grupo disidente.

Es indiscutible que las redes sociales se han convertido en una herramienta excelente para que los usuarios expresen sus inquietudes, escuchen a otros y peleen por lo que les parece justo. El protagonismo de la web va mucho más allá de los fines comerciales: también puede actuar como canal para potenciar la voz de aquellos que luchan por un mayor bienestar social.

En el caso de InvisibleChildren, nos encontramos con una campaña discutible, que ha sido criticada, incluso, por el uso de los recursos recaudados gracias a su éxito en la web. Pero esta polémica no debe hacernos perder de vista un punto fundamental: el potencial de Internet como herramienta para promover la justicia y la igualdad, y para permitir que, cada día, vivamos en un mundo un poco mejor.

Fuente: http://silvinamoschini.puromarketing.com/

Anuncios