Ya no es posible actuar como en el pasado, las marcas necesitan el Social media

Posted on abril 23, 2012

0


El cambio producido en la forma de comunicarnos, de trabajar y de relacionarnos que ha provocado el advenimiento y creciente uso de las Redes Sociales, no solo ha hecho que el panorama en el que nos movemos cambie, sino también la forma de hacer negocios y en que las empresas se relacionan con sus clientes.

Las marcas son conscientes de que no pueden realizar las mismas acciones que llevaban a cabo hace unos años, pero, algunos preceptos siguen permaneciendo inamovibles, puesto que son troncales en toda estrategia de márketing.

No cabe duda de que uno de los pilares del plan de acción de las empresas a la hora de realizar su estrategia de marketing, es el intentar llegar cuanto más lejos mejor, es decir, que su objetivo es llegar al mayor número de clientes reales o potenciales clientes con el menor coste posible, ya sea humano o económico, o incluso de tiempo. Antes las marcas podían llevar a cabo esto con medios tradicionales, como campañas publicitarias en los mass media, publicidad exterior, etc.., lo que suponía afrontar un gasto de dinero considerable, algo que, aunque hoy en día no es incompatible con otros medios, puede ser paliado, en parte con el uso de las Redes Sociales. Aunque por ello tampoco debemos pensar que las estrategias de Social media nos van a salir a coste cero, sin necesidad de invertir tiempo ni dinero.

Sn embargo, gracias a la aparición de estos nuevos canales, nuestro mensaje puede ser transmitido a través de los seguidores de nuestra marca, difundiendo ellos mismos el contenido, con lo que tenemos la posibilidad de llegar a más clientes que con una valla publicitaria, por ejemplo, ya que con esta forma de publicidad, nuestro mensaje se limita a aquellas personas que pasen por delante de ella.

Otra cosa a la que debe aspirar una marca es a llegar a su target, lo que no está garantizado aunque el alcance de nuestro mensaje sea alto, aunque, eso sí, si lo hacemos bien, es probable que lleguemos a nuestro público objetivo y podamos satisfacer sus necesidades. Para ello deberemos identificar esas necesidades, y podremos hacerlo usando las Redes Sociales, analizando exhaustivamente el feedback que consigamos de nuestra audiencia, conectándonos a ella.

Si hemos realizado los pasos anteriores de manera adecuada, no deberíamos encontrar problemas para que nuestro mensaje se difunda bien en las Redes Sociales y tenga suficiente resonancia entre la audiencia. Una estrategia bien planteada, por lo general, da como resultado que la audiencia, la comunidad, hable de nosotros de forma positiva, y que el mensaje que nosotros lanzamos se difunda y se viralice rápidamente, para lo que podemos utilizar, por supuesto, los canales sociales, sobre todo twitter.

Cuando el cliente ya conoce cuál es nuestra propuesta, ya ha escuchado nuestro mensaje, es el momento de que decida si quiere confiar y darnos un voto de confianza y comprar nuestro producto, o, si por el contrario, considera que no somos atractivos para él y decide no creer en nosotros. Esta, ni más ni menos, es la cristalización del engagement, lo que conseguiremos si somos capaces de fidelizar al cliente en todos los estadíos del proceso que comienza con el intento de llegar de forma efectiva al cliente y que no finaliza con la adquisición del producto por parte del mismo, sino en la atención constante e interés por resolverle sus problemas y dudas de forma impecable.

Solo así conseguiremos que el cliente sea leal y que se convierta en un prescriptor de nuestra marca, para lo que encontramos un aliado fundamental en las Redes Sociales, ya que nos permite llegar al cliente y a la comunidad de una manera mucho más fácil y efectiva.

Fuente: http://www.puromarketing.com/

Anuncios